Tasador de MONEDAS

Un Tasador de monedas determina el valor de las mismas atendiendo la situación del mercado en el momento en que se realice la tasación. Para ello hay que atender a diversos factores como por ejemplo la antigüedad, valor cultural, valor histórico, su estado de conservación o la demanda que tengan actualmente.

Tipos de valor de monedas

Existen cuatro tipos de valor de monedas:

  1. Valor contable: se encuentra publicado en el catálogo de monedas del mundo generalmente.
  2. Precio de compra: precio por el que se estará dispuesto a pagar
  3. Valor de venta: precio al que el distribuidor pagaría a otro por la moneda o billete
  4. Valor al por mayor: precio por el que el distribuidor vendería la moneda a otro

Asesoramiento profesional

¿Cómo las tasamos?

Lo primero que debemos hacer es escucharle. Qué necesita tasar y para qué necesita tasarlo. Nuestro perito tasador de arte escuchará su necesidad y en base a ella le solicitará que nos envíe la información técnica necesaria sobre ellas, puesto que no hay que olvidarse que inicialmente es usted el que tiene la información. Además le solicitaremos fotografías donde pueda apreciarse la dimensión real de lo que se va a tasar.

Una vez recibida, será nuestro perito tasador de arte el que la comparta con el departamento técnico del instituto para poder realizar un estudio inicial del bien. Una vez hecho, concertaremos una reunión telefónica entre usted, el perito y el director de tasaciones del Instituto para comentarle el resultado del análisis, la viabilidad de la tasación, y si fuese necesaria, explicarle cómo se haría, el tiempo que tardaría y elaborar un presupuesto a su medida; todo ello en permanente comunicación con usted.

Es conveniente que el Tasador de monedas observe claramente la rareza del objeto a tasar. Si determinamos la autenticidad de la moneda, y observamos que hay pocas en el mercado actual, es susceptible de ser tasado en un notable valor. También hay que fijarse en la demanda de la moneda a tasar, es decir, la popularidad que esta tenga en la actualidad y, para analizar esta demanda, el Tasador de monedas puede acudir a fuentes muy útiles como pueden ser las subastas. Otro rasgo a tener en cuenta es el material en el que está fabricada la moneda, lógicamente no tendrá el mismo valor si es de cobre que si es de oro o plata.

Otra cuestión fundamental para el Tasador de monedas es la búsqueda de defectos porque nos ayudará a descartar aquellas monedas que sean falsas. Así atenderemos al peso y a los pequeños detalles como percibir si hay un exceso de metal o si el cuño estaba deteriorado.

Para poder valorar una moneda antigua hay que saber y poder compararlas con otras y así conocer ciertamente cuál es la calidad real de la moneda.

Al igual que cualquier tasación de arte en general, el Tasador de monedas debe atender con especial dedicación al estado de conservación de la moneda. Como es normal, si tasamos una moneda obtendrá más valor cuanto más antigua y mejor conservada esté. Si nos encontramos una moneda romana en buen estado de conservación el Tasador de monedas debe observarla de una manera especial, ver la época de la “era del imperio” en la que se acuñó, saber dónde se pudo hacer, quién gobernaba en esa época, datarla cronológicamente, etc. El Tasador de monedas también debe ver si hay más monedas como esa en el mercado o tiene una especial originalidad. En el caso que haya más es necesario acudir a subastas para poder comparar el precio, originalidad y estado de conservación de las mismas monedas.

Por último, conviene señalar un caso importante y bastante común en los dueños de las monedas. El propietario considera que tiene un bien preciado y antiguo propiedad de él o de su familia. En estos casos es bastante habitual que se tienda a pensar que sus monedas tienen un valor más elevado del que realmente tienen. No por el hecho de tener una moneda de un siglo o más ha de tener un valor elevado. El apego familiar al bien muchas veces hace que nos distorsione lo que pensamos respecto al valor real. Nuestros Tasadores de monedas se encuentran muy habitualmente con casos similares. Hay veces que se encuentran monedas por ejemplo de Alfonso XII con evidente mal estado de conservación, con óxido, sin encontrar el brillo natural de la moneda.

A continuación, le vamos a mostrar algún casos de éxito realizados por nuestros tasadores de monedas:

CASO 1Un cliente solicita a nuestro tasador de monedas que valore unas serie de monedas.
Leer Más
Como resultado del estudio del tasador de monedas, se elaboró un informe de tasación en el cual se tasaban todos las monedas y también se le explicaba el por qué de las que no tenían valor.