Tasador de Coches

La valoración que puede realizar un Tasador de coches nos puede servir para hacernos una idea exacta del precio que tiene en el mercado, atendiendo a varias características a tener en cuenta. De esta manera podemos saber el valor de nuestro coche o el valor real del coche que queremos adquirir.

Es sabido que todos los coches pierden valor desde que lo compramos y lo sacamos del concesionario. Sin embargo, cada coche no está exento de sus particularidades y para discernirlas es fundamental la contratación de un Tasador de coches. Estas particularidades dependerán básicamente de las características del vehículo, los defectos, el historial, o las reparaciones realizadas en el mismo.

¿Cómo tasamos?

Lo primero que debemos hacer es escucharle. Qué necesita tasar y para qué necesita tasarlo. Nuestro perito tasador escuchará su necesidad y en base a ella le solicitará que nos envíe una serie de fotografías de buena calidad del vehículo a tasar. Además, le pediremos toda la información técnica necesaria sobre él, puesto que no hay que olvidarse que inicialmente es usted el que tiene la información.

Una vez recibida la información, será nuestro perito tasador el que la comparta con el departamento técnico del instituto para poder realizar un estudio inicial del asunto. Una vez hecho, concertaremos una reunión telefónica entre usted, el perito y el director de tasaciones del Instituto para comentarle el resultado del análisis, la viabilidad de la tasación, y si fuese necesaria, explicarle cómo se haría, el tiempo que tardaría y elaborar un presupuesto a su medida; todo ello en permanente comunicación con usted. A continuación, entre el perito y usted coordinan una cita para ir a ver el vehículo y poder realizar el trabajo encargado.

¿Qué debe hacer antes de tasar un coche?

Antes de llevar tu vehículo al Tasador de coches es de vital importancia que se lo lleves limpio, con los pequeños desperfectos reparados, sin arañazos, que se aprecie una imagen impecable. Así mismo, no está de más que se realicen las comprobaciones propias que se realizan al pasar la Inspección Técnica de Vehículos como la revisión de cristales, iluminación, gases, cerraduras, neumáticos, etc. También hay que llevar la documentación del coche en regla, junto con facturas que podamos tener de reparaciones, revisiones, etc. Otra cosa que es importante con el fin de no llevarse sorpresas es el hecho de realizar comprobaciones previas a llevarle el vehículo al Tasador de coches. Es decir, hacer comparaciones de mercado con otros coches de similares características.

Una de las salidas profesionales más característicos del Tasador de coches es la opción de trabajar al servicio de una compañía de seguros ¿Qué es lo que hace un Tasador de coches? Puede tener diferentes funciones según las necesidades de cada empresa. Lo principal es hacer el trabajo de valoración de daños que aparecen en el vehículo y averiguar por qué se han producido. Gracias a este estudio se pueden determinar la indemnización a percibir cada cliente de acuerdo a lo que aparece en su póliza.

Por ello, podemos encontrar Tasadores de coches en talleres mecánicos acudiendo a ver el estado de un coche siniestrado, en depósitos de coches, o bien en siniestros de tráfico con causas desconocidas o de estado dudoso. En este último, se trabaja sobre el terreno y se actúa con celeridad. Allí, el Tasador de coches recoge muestras que ayuden a saber cómo y porqué se ha producido el accidente a tratar.

Asesoramiento profesional

¿Qué formación es necesaria para ser un Tasador de Coches?

Dentro de la profesión existen diferentes rangos aunque se exige un mínimo de capacitación.  Los requisitos fundamentales son: tener estudios superiores, cursos de especialización en el sector y formación demostrable en el sector que se esté trabajando como, por ejemplo, el anteriormente mencionado, formación para trabajar con aseguradoras.

Por último, a la hora de realizar una valoración, el Tasador de coches debe saber diferenciar entre un coche particular, un coche clásico y un coche de lujo. En cada caso hay diferenciaciones aplicables al valor final de la tasación.

Para un coche particular hay que atender a la marca, modelo, fecha de matriculación, carburante, neumáticos, etc.  En un coche clásico, además de estas características, el Tasador de coches también debe fijarse en que el coche tenga más de 25 años, funcionamiento del motor, calidad de los acabados estado exterior e interior, etc. Y en los coches de lujo, además de las similitudes con los otros dos tipos de coches, también hay que hacer hincapié en el número de unidades que existen.

A continuación, se muestra algunos ejemplos de casos de éxito llevados por parte de nuestros tasadores de coche:

CASO 1Un cliente solicita a nuestro tasador de coches que valore su vehículo debido a que no está de acuerdo con la valoración de que le ha hecho la compañía de seguros.
Leer Más
Como resultado del estudio del tasador de coches, se elaboró un informe de tasación en el cual se tasó el vehiculo.
CASO 2Un cliente solicite que tasemos unos coches clásicos porque la valoración que hizo el del taller al que lo llevaba no le convencía.
Leer Más
Como resultado del estudio de tasación, se elaboró un informe de tasación con la valoración la cual le sirvió para poder defender su postura.
Previous
Next